La comida elaborada en cocinas de leña tiene otro sabor. Nuestras abuelas dominaban el arte del ‘chup, chup’ del guisado a fuego de leña, esa cadencia de la cocción que permite que todo sepa mejor y que convierte la rutina de cocinar en momentos cálidos y ambientes repletos de aromas de siempre.

 

La cocina de leña ‘DEVA 100’ de Hergóm nos traslada a otros tiempos, y nos hace disfrutar de técnicas de siempre con todas las prestaciones de hoy.

 

La preciosa DEVA II 100, con encimera de hierro fundido pulido o vitrocerámica, y acabados en blanco, burdeos o negro, será el elemento central de nuestra cocina.

 

La DEVA II 75 de Hergóm nos permite cocinar varios platos al mismo tiempo en la encimera, mientras utilizamos el horno

 Además, el propio calor que emite hacia la cocina, hace que esta parte de la casa sea la preferida para estar en familia y para compartir con amigos.

Su instalación no es complicada y las ventajas que aportan son múltiples, tanto a nivel estético y de decoración, como en ahorros económicos al utilizar un combustible barato y permitir varias preparaciones simultáneas, sin olvidarnos de que es un elemento calefactor muy eficiente.